Tártar de col lombarda y aguacate

¿No sabes como incorporar la col lombarda a tu dieta? Prueba con esta opción macerada con mandarina, jengibre y miso, que dan un sabor intenso y refrescante y combínala con aguacate y pistacho. ¡Te sorprenderá!

 

SOBRE ESTA RECETA

Grado de dificultad : Facil
Raciones : 4
Tiempo de preparación : 30 min
Tiempo de reposo: 2 horas
Nº de ingredientes : 10

INGREDIENTES


· 1 col lombarda pequeña/mediana
· Zumo de 1 mandarina
· Ralladura de 1 mandarina
· 1 c.p. de miso (de cebada, por ejemplo)
· Zumo de 1 trozo de jengibre (de unos 4 cm)
· 1 c.p. de mostaza
· Una pizca de sal marina

Para la crema de aguacate
·2 aguacates
Zumo de 1/2 lima
Sal marina
Pimienta

Para la salsa
·100 g de pistachos
·2 c.s. de vinagre de manzana bio
·2 c.s. de miel (o de alguna melaza)
·Agua mineral

Para decorar
·Germinados (col lombarda, por ejemplo)
·1 manzana cortada bien fina tipo carpacio

LA PREPARAMOS ASÍ

  1. Cortar de forma gruesa la col lombarda y picar en la picadora hasta obtener un tamaño pequeño (tamaño cuscús). Mezclar con el resto de ingredientes del aliño y masajear bien. Tapar y reservar de 1 a 2 horas en la nevera.
  2. Preparar la crema de aguacate mezclando los ingredientes. El aguacate se puede chafar con un mortero o un tenedor hasta obtener la textura deseada.
  3. Preparar la salsa de pistachos triturando los ingredientes. Modificar la textura con un poco de agua, si hace falta.
  4. Montar el plato con la ayuda de un aro y rellenar con capas alternas de col y de aguacate sobre una base de carpacio de manzana. Decorar con germinados y acompañar con la salsa.

¡A disfrutar!

Notas: 

  • Eso sí, antes de añadir los colfeti a nuestra ensalada, si han estado en la nevera los calentaremos en la deshidratadora entre 30 y 60 minutos, o mientras preparamos nuestro comida, a una temperatura de 38-42 ºC para que pierdan el frío. Comer crudo no significa comer frío, al contrario, es comer con conciencia. Así que evitaremos el ingredientes fríos que nos enfriarán y dispersarán la energía con un método tan sencillo como calentarlos en la deshidratadora unos minutos.