Ensalada de confeti y zanahoria

¡Os proponemos una deliciosa ensalada cargada de nutrientes que te entrará tanto por la boca como por los ojos!¡Además de ser super colorida y bonita, ideal para impresionar a tus invitados!¡Anímate a probarla!

 

SOBRE ESTA RECETA

Grado de dificultad : Media
Raciones : 1
Tiempo de preparación : 30 min
Tiempo de deshidratación: 20min
Nº de ingredientes : 3

INGREDIENTES

Para el confeti verde
· 1 coliflor verde pequeña o un brócoli pequeño
·1 C de aceite de oliva virgen extra de 1ª presión en frío
·1 C de tamari
·1 C de alga espirulina en polvo

Para el confeti rosa
·1/2 coliflor blanca grande o 1 coliflor blanca pequeña
·1 C de aceite de oliva virgen extra de 1ª presión en frío
·1/8 c de sal del Himalaya
·1 remolacha, el zumo o un C de zumo de remolacha en polvo

Para el confeti amarillo
·1/2 coliflor blanca grande o 1 coliflor blanca pequeña
·1 C de aceite de oliva virgen extra de 1ª presión en frío
·1 C de cúrcuma en polvo
·1 C de levadura nutricional
·1 c pequeña de pimienta negra en polvo

Para el confeti violeta
·1 coliflor morada pequeña (puede ser blanca si no se encuentra morada)
·1 C de aceite de oliva virgen extra de 1ª presión en frío
·1 C de Murasaki-imo en polvo
·1/8 c de sal del Himalaya

Para el aliño
·1 C de tamari
·1 C de jarabe de flor de coco o jarabe de savia de arce
·1 C de aceite de oliva de 1ª presión en frío
·1 limón, cortada en 4 cuartos
·1 C de semillas de amapola silvestre

Para la ensalada
·1 zanahoria
·Hojas de lechuga variadas al gusto (de roble, Trocadero, Maravilla, Lollo rosso)

LA PREPARAMOS ASÍ

  1. Con un cuchillo o con las manos, cortar o trocear las coliflores en flósculos pequeños, descartando su tronco. Con los flósculos y los correspondientes superalimentos prepararemos el colfeti para nuestra ensalada. El tronco de las coliflores no lo tiraremos, sino que lo cortaremos en láminas muy finas, las colocaremos en un recipiente de vidrio y las dejaremos marinar a temperatura ambiente en aceite de oliva, agua de mar y especias al gusto (romero, pimienta, tomillo, laurel, salvia) durante tres días. Después de este periodo ya estará listo para añadir a nuestras ensaladas como un pickle express

  2. Todos los colfeti los elaboraremos de la misma manera. En un bol combinaremos todos los ingredientes por separado y los mezclaremos muy bien con la ayuda de una cuchara de madera. Una vez lo hayamos mezclado de manera homogénea, colocaremos los diversos colfeti en las láminas de la deshidratadora y lo semideshidrataremos todo durante 8 horas a 38 ºC.
  3. Si usamos zumo de remolacha para el colfeti rosa en lugar de en polvo, lo dejaremos macerar con el resto de ingredientes en un recipiente de vidrio con tapa hasta que el resto de colfeti estén listos.
  4. Una vez transcurrido el tiempo de semideshidratación, serviremos unas hojas de lechuga según la elección y cantidad que hayamos querido, decoraremos con colfeti al gusto y con espagueti o serpentinas de zanahoria que podemos hacer con un espiralizador. Si no tenemos espiralizador, con un pelapatatas cortaremos la zanahoria en tiras finas o, con un cuchillo, cortaremos cubos de zanahoria pequeños justo antes de servir.
  5. Serviremos las hojas de lechuga con los cuartos de limón para que cada comensal rocíe su ensalada con zumo de limón, acompañado con el aliño que haremos batiendo el jarabe de flor de coco con el tamari y el aceite de oliva. En un pequeño cuenco añadiremos más colfeti variado para quien quiera repetir.
  6. Todos los colfeti los puedes guardar en la nevera en recipientes de vidrio con tapa entre 3 y 7 días y utilizar para decorar tus ensaladas en cualquier momento. Es una manera sencilla de tener siempre un topping delicioso, estético y saludable que añadir al plato más importante del día y que nunca debemos olvidar incluir en una dieta saludable: la ensalada de hoja verde.

¡A disfrutar!

Notas: 

  • Eso sí, antes de añadir los colfeti a nuestra ensalada, si han estado en la nevera los calentaremos en la deshidratadora entre 30 y 60 minutos, o mientras preparamos nuestro comida, a una temperatura de 38-42 ºC para que pierdan el frío. Comer crudo no significa comer frío, al contrario, es comer con conciencia. Así que evitaremos el ingredientes fríos que nos enfriarán y dispersarán la energía con un método tan sencillo como calentarlos en la deshidratadora unos minutos.