Terápia de Grupo

¿En qué consiste la terapia de grupo?

La terapia de grupo es una forma de tratamiento psicológico que se centra en explotar el valor terapéutico que pueden tener las interacciones sociales entre personas que, por lo general, comparten una serie de características.

Como una sesión individual al uso, este método de trabajo busca encontrar solución a los conflictos y la problemática emocional que las personas traen a consulta con las ventajas que presenta una intervención grupal.

La principal ventaja que resalta en un formato de tratamiento grupal es la posibilidad de que el grupo se convierta en un apoyo para la persona. Un lugar donde sentirse totalmente comprendido y entre iguales. La experiencia de compartir vivencias y emociones puede resultar muy satisfactoria y favorecer el cambio.

La sesión, en la mayoría de las ocasiones guiada por un psicólogo, sirve para entrenar habilidades sociales y de afrontamiento, compartir experiencias y darse apoyo mutuo. Siendo el apoyo vital sobre todo para aquellas personas que no tienen una red social fuerte o cuyo entorno no comprende su situación.

 

¿Qué ventajas presenta la terapia de grupos?

Supone una situación de igualdad: aunque puede tratarse de grupos más o menos homogéneos, por lo general el hecho de tener un problema constituye un hecho compartido por todos. La figura del psicólogo se diluye parcialmente y, con ella, su rol de «persona portadora de todas las respuestas». Esta situación fomenta la participación y la cohesión grupal.

– No sentirse juzgado: es muy común que las personas que sufren cualquier trastorno mental se sientan juzgadas por su entorno inmediato. Esta situación puede evitarse en el grupo, donde todos colaboran para ayudar sin mirar por encima del hombro a nadie.

– El sentimiento de pertenencia: sentirse parte del grupo es un aspecto fundamental que contribuye a la autoestima muchas veces mermada.

– Aprender de las experiencias de los demás: tanto de sus aciertos como sus errores y compartir los nuestros con el resto del grupo.

– Práctica directa de las posibles dificultades: sobre todo cuando nos encontramos con un grupo con personas con problemas en sus relaciones personales, un grupo de trabajo es muy útil al permitir la práctica para resolver situaciones.